Nuestro Quillahua

Historia

La Corporación DIA, por su sigla Desarrollo, Integración y Autonomía, surgió al alero de un grupo de familias y guías que compartieron la educación de sus hijos desde niveles muy iniciales, en un ambiente Montessori, el cual se caracteriza por la belleza, estructura y cuidado que se propicia hacia los niños, niñas y jóvenes. Variadas actividades fueron desarrolladas para poder hacer realidad nuestra Escuela, se hizo tallarinatas, rifas, participamos en foros reflexivos, entre muchas otras, siempre buscando conseguir la educación que soñamos, una educación amable, respetuosa y amorosa. Nuestro primer lema-fuerza fue precísamente este, La Educación que Soñamos. Nuestro anhelo era que nuestros hijos e hijas tuvieran acceso a esta bella forma de aprender y desarrollarse.

Finalmente, en el 2010 nuestro sueño se hizo realidad. Nació Quillahua, lugar de ayuda mutua. Se cuenta con unas pocas familias en un inicio, que con el correr de los años fue creciendo, conformándose en una activa comunidad de niñas, niños, jóvenes, guías, padres, madres y apoderados.

Desde un inicio estuvo en mente formar esta escuela en el área norte de Santiago, con el propósito de ser una alternativa para un número mayor de familias que quieren este tipo de educación para sus hijos e hijas toda vez que muchos colegios con esta metodología han terminado siendo accesible sólo a una elite socio económica.  Es así como en la actualidad participan familias de Independencia, Conchalí, Santiago Centro, Quilicura, Recoleta, Renca, Huechuraba, entre otras.  Finalmente definimos instalarnos en un bello lugar ubicado en Avda. Diagonal Cardenal Caro con Isabel Carrera.

 

Hoy estamos en nuestro décimo primer año de vida de nuestra comunidad, y muchas historias se han tejido en torno a los grupos humanos que han conformado nuestra escuela. Muy significativo ha sido para nosotros el que ya han egresado varios y varias jóvenes que en la mayoría de los casos estuvieron desde los inicios de este proyecto educativo.

Desde nuestros ejes temáticos, ha sido muy importante el encuentro con nuestras tradiciones ancestrales que marcan no sólo el nombre de la escuela y de nuestros salones, sino que van delineando las distintas actividades familiares de la comunidad como son las ceremonias del We Tripantu (Año Nuevo); Kacharpalla, Wangulen, Kuska, entre otras.

Propósito de la Escuela

Generar un ambiente (emocional, físico, social e intelectual) que favorezca el desarrollo pleno y armonioso de los niños, niñas y jóvenes, a través de una educación respetuosa con el fin de que cada un@ logre desplegar su auténtico Ser, pudiendo escuchar el impulso natural a la autorrealización.

Para llevar a cabo esta experiencia hemos elegido trabajar bajo la guía de la metodología y filosofía Montessori, quien nos invita a mirar al niño/niña como el constructor del hombre/mujer que en algún momento será. Esta modalidad nos permite acompañar a cada NNJ en su proceso personal en un ambiente preparado. Considerando la mirada que nos aporta La educación cósmica (todo en el universo está conectado), nos muestra el respeto ante todo lo que existe, la naturaleza, la vida en toda su diversidad. También la Educación para la Paz, poniendo énfasis en el respeto y el cuidado, como una forma de relacionarnos y favorecer la convivencia y el bienestar de la humanidad y su existencia en el planeta.

Preguntas Frecuentes

¿Por qué no somos reconocidos por el Ministerio de Educación?

Nos hemos planteado ser una Escuela Libre para que nuestr@s estudiantes puedan ejercitar y gozar de esa libertad, nuestra opción es acompañarlas/los en el descubrimiento de sus auténticas motivaciones y propósitos, generando un ambiente respetuoso y enriquecido que favorezca un desarrollo armonioso en cada etapa vital.

 

¿Cómo se les reconoce los estudios a los niños, niñas y jóvenes que asisten a la Escuela Quillahua?

Nuestra metodología promueve otras formas de evaluación y perseveramos en ello en el Salón Yachay (grupo heterogéneo de 12 a 18), cuando el joven, decide junto a su familia, dar exámenes libres, la escuela les apoya.

¿Por qué no ponemos notas?

Partiendo de la base que todo Ser Humano es único, el hecho de homogeneizarlo por medio de una nota iría contra los principios que promovemos. Uno de ellos es el Principio de Colaboración por sobre la competencia. Dicho principio no sería posible en una escuela con evaluaciones comparativas como las notas.

 

¿Por qué Escuela Montessori?

Según nuestra experiencia, esta elección es mucho más que solo un método, es una filosofía, incluso una forma espiritual de vivir en la escuela.