Educación Montessori

 

María Montessori (1870-1952), la primera mujer italiana en acceder al título de médico, después de haber sorteado innumerables obstáculos, propios de la época y cultura en que le tocó vivir. Es ella quien da origen al método y filosofía educativa que abrazamos en nuestra escuela.

 

Por tener ella una formación científica, da gran valor a la observación, la cual permite al adulto guía percibir las necesidades de cada niño/niña en particular y a partir de esa información generar un ambiente preparado, que tendrá por propósito satisfacer los intereses, motivaciones y períodos sensibles de los niños y niñas que asisten a cada grupo.

El niño, niña, joven, es el protagonista de su proceso. M.Montessori, menciona en uno de sus libros » El niño/a que nunca ha aprendido a actuar por sí solo, a dirigir sus actos, o a gobernar su voluntad, se transforma en un adulto fácil de gobernar y que siempre necesita el apoyo de otros».

* El ambiente preparado, hace mención a todo aquello que rodea a l@s niños/niñas y jóvenes (físico, emocional y social). Los salones intentan replicar aspectos del hogar, tales como cocina y baños incorporados, espacios de descanso y por supuesto áreas de trabajo: Vida Práctica – Lenguaje y escritura – Ciencias – Arte – Matemáticas – Geometría y Biblioteca. Son bellos, ordenados, limpios, estructurados y acogedores.

El método y filosofía Montessori, propone los grupos heterogéneos, lo que, en lo cotidiano, enriquece la convivencia, partiendo de la base que el mundo exterior a la escuela, incluso el del hogar, está conformado por individuos de distintas edades.

Los niños, niñas y jóvenes tienen libertad de movimiento, con el fin de explorar, relacionarse con sus pares y responder a las necesidades de su etapa vital.

Las repisas incorporan material concreto, creado en su mayoría por la Dra. Montessori, ella lo define como abstracciones materializadas, son de gran belleza y autocorrectores, entre algunas de sus características.

Libre elección, es un aspecto fundamental, ya que es parte del bienestar que los niños, niñas y jóvenes experimentan a diario en la escuela.

La naturaleza fuera y dentro de cada sala. MM, nos habla de Educación Cósmica y nuestro lugar en el Universo, mostrándonos el respeto que debemos construir en cada un@ de nosotr@s, hacia nuestro hogar en el Cosmos. Ella plateo esto hace más de 100 años, sus palabras son ahora más vigentes que nunca. Cada día intencionamos acercarnos a esa espiritualidad que ella nos propuso.

El aspecto socio – emocional, es el aspecto más valioso en esta metodología y en nuestra escuela, cada uno de los otros aspectos apuntan a satisfacer las necesidades que permitan a cada niño, niña y joven, desarrollarse en armonía y coherencia con su Ser auténtico.

* El Guía- Adulto: es quien acompaña al NNJ, acoge, observa, sigue sus necesidades, prepara el ambiente, invita. Las decisiones que el/la guía toman, consideran las necesidades de cada NNJ. Por todas esas razones, es un adulto que se prepara especialmente para asumir ese maravilloso rol.